¿Qué significa ser un alumno, un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital? Unidad 1 MOOC #CDigital_INTEF

Me he matriculado en el MOOC INTEF1513 Enseñar y evaluar la competencia digital (2ª edición), después de haber realizado un MOOC anterior con INTEF, en su plataforma #Educalab: el MOOC «Aprendizaje Basado en Proyectos» #ABP_Intef (1ª edición).

Fue una experiencia positiva y enriquecedora, por lo que en esta ocasión ya sabía que no me enfrentaba a un curso abierto cualquiera. Aquí se aprende, se trabaja y se comparte conocimiento y experiencias de aprendizaje nuestras y de los alumnos.

Para empezar y siguiendo las indicaciones del equipo docente y dinamizador:

  • He creado este blog con la herramienta de Google blogger.com (con intención de utilizarlo en próximos MOOCs.
  • He subido un primer «twit -saludo»  y otro con una idea clave asociada a la unidad 1, con el hashtag #CDigital_INTEF

twit_cdigitaltwit cdigital

  • He cumplimentado la encuesta de conocimientos previos
  • He escuchado con atención el video de contenidos
  • y he empezado a recopilar el interesante material del curso en mi cuenta del marcador social Diigo, etiquetando cuidadosamente los recursos para tenerlos disponibles ahora y siempre.

Dejo enlace al primer vídeo de contenidos del curso donde se habla de la importancia de adquirir competencias digitales.

Respondiendo a la pregunta planteada:

¿Qué significa ser un alumno, un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital?

Para mí, significa ser un aprendiz permanente (longlife learner) donde el alumno demuestra su cultura (ser culto), no tanto por lo que ha memorizado o recuerda sino por su capacidad de conversar, argumentar, reflexionar y tener una actitud crítica acerca de multitud de temas sobre los que se ha informado a través de diferentes fuentes de información. Asimismo es capaz de realizar tareas de forma autónoma experimentando y afianzando sus habilidades en el manejo de un variado número de herramientas TIC no asociadas directamente y necesariamente a un sector o familia profesional.

Para llegar a ser el ciudadano culto y autónomo del que hablamos, no basta con ser un alumno «nativo digital» ya que para lograr el grado de «cultura digital» explicado anteriormente será necesario que pase por un proceso de entrenamiento a medio plazo donde tutores, en su necesario rol de «docentes-guía» le acompañen aumentando así su autonomía, creatividad, espíritu crítico, etc.

Las empresas actualmente ya están demandando este tipo de trabajadores, pero el sistema educativo y de formación aún no está capacitado para proporcionárselo.